Noticias

Temor a Tribu Aislada Boliviana por parte de Empresa Petrolera China en la Amazonia

Posted by Reacción Climática on 30 Ee octubre Ee 2016 a las 23:40

Articulo de The Guardian, traducido por RM para RC.

 

Para articulo original hacer click en la imagen:



 

La empresa que opera cerca de la frontera con Perú, tuvo encuentros cercanos con indígenas que viven en "aislamiento", según informes.


Autor: David Hill
Traducido por: RM

Equipos de una compañía china de gas y petróleo que explora en la remota Amazonía boliviana han tenido encuentros cercanos con un grupo de indígenas que viven en lo que las Naciones Unidas llama "aislamiento", lo que suscita una gran preocupación por el bienestar del grupo.


La compañía que realiza la exploración, BGP Bolivia, es en última instancia una filial de la estatal Corporación China Nacional de Petróleo (CNPC), una de las mayores compañías de gas y petróleo del mundo. Los encuentros cercanos se reportaron en el noroeste del país, cerca de la frontera con Perú y justo al este del mundialmente conocido Parque Nacional Madidi.

 

Un encuentro cercano ha sido confirmado en un informe del BGP con fecha del 17 de septiembre. Incluye declaraciones manuscritas de tres testigos oculares - todos bolivianos - así como fotografías de evidencia proporcionada por dos equipos BGP que se cree que confirman la existencia del grupo aislado.

 

"El personal del equipo llamado “Topografía 10” informó la presencia de posibles indígenas originarios gritando y llamando. . . Inicialmente a unos 100 metros ", afirma el informe, escrito por Yu Fengbo y Alfredo Salvador de BGP y fechado el mismo día que el encuentro. "Después, los tres trabajadores informaron que seguían escuchando gritos y llamadas, cada vez más cerca hasta que estaban a unos 80 metros de distancia y quedó claro que eran hombres y mujeres. . . Su reacción inmediata fue mantener la calma para no ser detectados. Más tarde, los gritos se detuvieron y el equipo, con considerable cautela, comenzó su regreso al campamento ".

 

Uno de los equipos de BGP, Freddy Mullisaca, informó haber escuchado un "grito de un hombre “incivilizado” a unos 100 metros de distancia a nuestra derecha", antes de sentir miedo y escuchar otros gritos a unos 80 metros de distancia. Otro, José Carlos Paredes Caiti, describió cómo "escuchamos un grito de unos 80 a 100 metros a nuestra derecha.Mantuvimos la calma y seguimos juntos. Nos acercamos a la estaca [utilizada para el trabajo de campo del equipo] y los gritos se podían oír como si nos rodearan. Estábamos asustados, pero [seguía trabajando], mientras miraba para comprobar que nadie se acercaba a nosotros. Terminamos. . . Y luego oímos varios gritos de hombres y mujeres ".

 

El informe del BGP del 17 de septiembre reconoce efectivamente que no era la primera vez que se encontraba evidencia de indígenas en "aislamiento" durante sus operaciones, señalando que el 12 de septiembre un miembro de “Topografía 10” había dicho por radio que se habían encontrado "Caminos y huellas humanas". El informe señala que esto planteaba la posibilidad de que hubiera "personas que cazaban en la zona", pero no era "suficiente para indicar la presencia de posibles miembros de pueblos indígenas originarios". Topografía 10, Franklin Beltrán Aguada, parece referirse a esta evidencia en su testimonio sobre el encuentro del 17 de septiembre, diciendo que había encontrado señales de "gente incivilizada" antes de eso.


Foto: Adolfo Lino (Camapaña Salvemos al Madidi) 28 de octubre del 2006, Periódico mural "El Huayna",propiciado por el Sr. Cesar Augusto Machicao G. en la localidad de Apolo, alertan sobre Expedición en contra de los Toromonas (uno de los pueblos que vive en aislamiento)

 

Un informe de BGP emitido dos días más tarde, también escrito por Yu Fengbo y Alfredo Salvador, registra otro encuentro cercano con un equipo diferente de BGP. Según el informe, Topografia 3 "informó de la presencia de posibles miembros de los pueblos indígenas originarios" en algún momento entre las 23:00 del 18 de septiembre y muy temprano por la mañana del 19 de septiembre cerca de un campamento de vuelo y aterrizaje de helicópteros, donde algunas pertenencias de la compañía fueron atacadas.


Sin embargo, se ha reportado más evidencia de que los pueblos indígenas están "aislados" como resultado de las operaciones de BGP, aunque no se incluye en ninguno de los informes de la compañía del 17 o 19 de septiembre. El 14 de septiembre, la Central de Comunidades Indígenas Tacana II Río Madre de Dios (CITRMD), organización que representa al pueblo indígena Tacana, escribió al Viceministerio de Justicia y al Viceministerio de Medio Ambiente de Bolivia, entre otros, solicitando urgentemente la intervención gubernamental y expresando "una seria preocupación" sobre las amenazas planteadas por la empresa.


Según el CITRMD, Cuadrilla 7, otro equipo del BGP, había encontrado evidencias de indígenas "aislados" - "huellas y ramas rotas" - los días 20 y 23 de agosto. Además, la CITRMD alega que Topografia 10 encontró pruebas adicionales el 13 de septiembre, aunque el informe del BGP del 17 de septiembre dice que el equipo no encontró nada ese día.

 

La carta del CITRMD al Viceministerio de Justicia incluye parte de una transcripción de una conversación radial en la que un miembro de la Topografía 8 de BGP informa que "se habían localizado señales y huellas de personas no civilizadas", aunque no está claro si se refiere a 12 o 13 de septiembre u otro día. La respuesta del colega del equipo, Diego Rivas, es seguir trabajando pero retirarse si ven a alguien.

 

La CITRMD también escribió a BGP, acusandola de no cumplir una ley boliviana de 2013 específicamente destinada a proteger a los pueblos indígenas "aislados", o "en aislamiento forzado", "contacto inicial" y "peligro de extinción". "La respuesta de BGP en su informe del 17 de septiembre era que la ley no se aplicaba en ese momento porque, aunque se habían encontrado pruebas el 12 de septiembre, no era suficiente para indicar la existencia de indígenas aislados en la región. A pesar de eso, el BGP declara que comenzó a retirar a sus equipos ese día, y luego tomó acciones "más serias", cinco días más tarde, después de que se reportara el encuentro del 17 de septiembre.

 

Al día siguiente, el 18 de septiembre, el CITRMD escribió a varias organizaciones indígenas indicando que Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), empresa estatal boliviana de gas y petróleo que en mayo de 2015 contrató BGP para operar en esta región, había sido advertida previamente sobre la existencia de pueblos indígenas "aislados". La empresa fue instada, según CITRMD, a respetar "su deseo de no ser contactados" y dejar de operar si se cruzaban con ellos.

 

La carta del CITRMD afirma que ese consejo fue ignorado - una acusación aparentemente apoyada por la transcripción de la conversación por radio y los testimonios de testigos presenciales en el informe del 17 de septiembre de BGP. La preocupación por el contacto con el grupo es particularmente alta porque los pueblos indígenas que viven en "aislamiento" en la Amazonía no tienen inmunidad a las enfermedades de los forasteros, lo que significa que pueden infectarse fácilmente y las epidemias pueden propagarse entre ellas con consecuencias devastadoras.

 

La ley boliviana de 2013 se compromete a proteger las vidas de los indígenas en "aislamiento" y requiere que "instituciones públicas y privadas" exploten "responsablemente" los recursos naturales para cumplir con las medidas de protección de la ley, una de las cuales es establecer "zonas de amortiguación" para evitar contacto accidental con extraños. Sin embargo, no existe la institución gubernamental creada por esa ley y responsable de instituir tales medidas, la Dirección General de Protección a Naciones y Pueblos Indígenas Originarios (DIGEPIO).

 

La Constitución boliviana ofrece una mejor protección jurídica que la ley de 2013, y el artículo 31 establece que los pueblos indígenas en "aislamiento voluntario" serán "protegidos y respetados" y que tienen derecho al "territorio que ocupan y habitan". También firmante de la Convención 169 de la Organización Internacional del Trabajo, una ley internacional que reconoce los derechos de propiedad de los pueblos indígenas sobre sus tierras y obliga al gobierno a protegerla.

 

Ni BGP ni YPFB respondieron a las preguntas de “The Guardian” (periódico británico propiedad de Guardian Media Group), pero el 17 de octubre el periódico boliviano “Los Tiempos” informó declaraciones del presidente de YPFB, Guillermo Achá, "negando la existencia de supuestos indígenas aislados en la Amazonía boliviana" y afirmando que las operaciones de gas y petróleo seguirán como estaba planeado.

 

"No tenemos ninguna confirmación de ninguna gente aislada", dijo Achá. "Entiendo que [los recientes informes de contacto] han sido una distorsión de la información y lo que vamos a hacer es buscar continuar con todas las actividades".

 

Las denuncias de Achá se hicieron a pesar de que otros miembros del personal de YPFB aceptaron que BGP había encontrado evidencia de indígenas en "aislamiento". Un informe interno de 18 de septiembre de YPFB, titulado "Presencia de Pueblos Originarios Indígenas en Alto Riesgo", se basa en gran medida en el informe de BGP de la víspera y afirma que "como resultado de los eventos descritos" y la ley de 2013, YPFB había retirado todo el personal del área crítica. Al día siguiente, Miguel Angel Rojas Castro de YPFB informó al Viceministro de Justicia sobre el encuentro cercano del 17 de septiembre y le envió el informe de BGP. Sin embargo, los dos documentos de YPFB parecen expresar dudas: el informe interno del 18 de septiembre se refiere a los "posibles pueblos indígenas de alto riesgo" que habían sido escuchados gritando y llamando por un equipo BGP y la carta al Viceministro habla de "La presencia de posibles miembros de un pueblo indígena originario".

 

Georgina Jiménez, de la ONG boliviana CEDIB, califica las afirmaciones de Achá de "asustadizas" y dice que "responden más a los intereses empresariales que a la responsabilidad del Estado" para con los ciudadanos bolivianos.

 

"¿Lo que debe hacerse? Toda actividad exploratoria debe ser detenida inmediatamente", dijo Jiménez al The Guardian. "De acuerdo con la Constitución, las personas sin contacto o aisladas tienen derecho a permanecer en esa condición y a tener legalmente reconocido el territorio donde viven".

 

Los informes de los encuentros cercanos con los equipos de BGP han llevado a la participación de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUR). Según la Defensoría del Pueblo de Bolivia, con la que coordina el ACNUDH, se celebrará una reunión en Santa Cruz el 31 de octubre para discutir cómo prevenir posibles conflictos en la región y garantizar que los derechos de los pueblos indígenas en “alto riesgo” en Bolivia sean respetados.

 

El permiso ambiental de BGP para operar fue otorgado en noviembre de 2015. De acuerdo con el EIA, implica el corte de 21 líneas sísmicas a lo largo de más de 1.000 km y la detonación de 190.000 kilogramos de explosivos en su búsqueda de petróleo y/o gas. La concesión de BGP se llama Nuevo Esperanza, una superficie de 800.000 hectáreas.

 

En 2006 se estableció una zona reservada para las "Toromonas", aunque se encuentra en el Parque Nacional Madidi y al suroeste de donde actualmente opera BGP. De acuerdo con un informe de 2013 de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, las toromonas en la zona reservada estaban en ese momento amenazadas por narcotraficantes y una concesión de petróleo y gas, diferente a las BGP.

 

Traducido de: https://www.theguardian.com/environment/andes-to-the-amazon/2016/oct/27/fears-isolated-bolivian-tribe-chinese-firm-amazon


Categorías: Español, Pueblos Indigenas / Indigenous People, Noticias de periodicos/Newspaper articles

Añade un comentario

¡Vaya!

Oops, you forgot something.

¡Vaya!

Las palabras que has introducido no coinciden con el texto. Inténtalo de nuevo.

Already a member? Iniciar sesión

0 comentarios